6 escenarios a tener en cuenta para afrontar con éxito su transformación digital

Con el paso de los años, y a causa de la globalización y el avance de la tecnología, son muchas las empresas que han apostado por la transformación digital, adaptando así sus productos o servicios a las necesidades de los usuarios o cambiando su modelo de negocio por otro más actual.

Pero ¿qué son los modelos de negocio? Entendemos por modelos de negocio el conjunto de actividades y procesos que se generan para entregar o generar valor a los clientes a partir de sus necesidades, con el objetivo de generar mayores beneficios.

¿Qué indica que debe revisar su modelo de negocio?

En ocasiones resulta complicado saber si una empresa necesita cambiar su modelo de negocio. A continuación, le planteamos una serie de situaciones que indican que su organización requiere revisar su modelo actual e iniciar el cambio:

1. Obtiene menor retorno de la inversión (ROI)

El retorno de inversión, es decir, el valor económico generado como resultado de la puesta en marcha de diferentes acciones, no es el esperado y los rendimientos son cada vez más bajos. En este caso, la reducción de gastos es prácticamente la única vía para alcanzar los objetivos de rentabilidad.

2. Ha perdido el contacto con los clientes

Esto sucede cuando los clientes demandan nuevas formas de contacto digitales que la organización no ofrece. Es cierto que recuperar la satisfacción de los clientes es una tarea complicada, pero es más sencillo saber qué ofrecerles y cómo mejorar la comunicación con ellos si pensamos primero en cómo actúan, qué dispositivos utilizan y cómo se comunican en su vida cotidiana o con otras empresas.

3. Ha perdido la perspectiva del negocio

El mercado ha cambiado hasta tal punto que lo que hace la empresa parece cada vez más irrelevante. Son muchas las organizaciones que se han quedado ancladas en el pasado con el primer modelo de negocio que pusieron en marcha, llegando a perder incluso la utilidad del servicio o producto que ofrecen.

4. Irrupción de nuevos competidores

En el mercado participan más actores que interrumpen la cadena de valor y cambian la base de la competencia. Esto obliga a mejorar toda la cadena empresarial de principio a fin, desde la relación con los empleados, la atención y seguimiento del cliente hasta las características y usabilidad de los productos o servicios que se ofrecen.

5. Exceso de ambición

El exceso de ambición en las organizaciones llega cuando se marcan unos objetivos de crecimiento que no son alcanzables con los productos y servicios tradicionales. Un aspecto que puede hacer peligrar a la integridad de la empresa, ya que puede derivar en la obtención de un retorno de la inversión muy bajo.

6. Autocomplacencia

La autocomplacencia es pensar que el modelo de negocio actual funciona bien y no existen amenazas inmediatas. Idealizar a su empresa y su modelo de negocio tal y como es no le traerá beneficios a largo plazo, pues conforme avance el tiempo sus clientes demandarán su producto o servicio adaptado a las necesidades del momento y no estará preparado para ofrecerlo.

En un mundo en constante evolución no podemos creer que un único modelo de negocio funcionará para siempre. Anticiparse a los cambios y conocer las claves de la transformación digital empresarial, le generará la oportunidad ideal para desmarcarse de la competencia, ofrecer servicios diferenciados y convertir a su empresa en referente del sector en el que opera. Por lo tanto, si de verdad desea que su organización siga creciendo, es muy importante que reflexione, analice su situación y reajuste su modelo de negocio.

Jessica Mauro
jessica.mauro@auraquantic.com