Cómo acelerar las iniciativas de negocio

En este artículo comentaremos cómo acelerar las iniciativas de negocio para poder modernizar y mejorar nuestra organización, e innovar. En esta época de cambio, en el que el contexto actual ha puesto de manifiesto la trascendencia de la digitalización, muchas organizaciones se están planteando como rentabilizar los cambios a los que se han sometido. La necesidad de adaptarse a la nueva situación, con los cambios en los hábitos de vida y consumo, y con los cambios en las propias operativas de negocio, obliga a replantearse a las empresas cómo optimizar y transformar sus procesos de negocio.

¿Por qué debemos acelerar las diferentes iniciativas de negocio?

El motivo de acelerar las diferentes iniciativas de negocio no es otro que conseguir tomar mejores y más rápidas decisiones en un entorno como el actual, que se caracteriza por la necesidad de adaptarse a los constantes cambios, y mejorar de manera continua.

La digitalización, o la transformación digital, no son conceptos nuevos, pero la aceleración se convierte en un elemento crucial en estos tiempos de incertidumbre. Es vital para nuestras empresas el establecimiento de protocolos, muchos de ellos serán digitales, que les permitan realizar decisiones rápidas con toda la información disponible.

¿Cómo acelerar las diversas iniciativas digitales de negocio?

En un artículo anterior, hablamos de cómo ajustar el presupuesto en tecnología y qué proyectos priorizar. En ese artículo distinguíamos entre proyectos obligatorios, de transformación, de diferenciación, de crecimiento o de mejora. En este caso, entendemos que ya hemos realizado ese ejercicio de priorización, y tenemos como objetivo acelerar esos proyectos que hemos decidido llevar adelante.

Los pasos para acelerar estas iniciativas son:

Eliminar elementos que nos retrasan

El primer paso debe ser eliminar los elementos en nuestra operativa que nos retrasan o no nos permiten avanzar a la velocidad que el entorno nos demanda. Esto puede incluir modernizar algunas tecnologías “legacy” o eliminar innecesarios protocolos.

Alimentar el cambio

En segundo lugar, hay que alimentar ese cambio. El uso de plataformas que nos permitan la creación rápida de aplicaciones, la integración en el ecosistema de nuestra empresa, el futuro crecimiento de nuestra empresa, tanto desde el punto de vista de la infraestructura, cómo de la creación o modificación de aplicaciones, nos permite mantener un ciclo virtuoso de optimización, innovación y retorno rápido de las inversiones.

Ajustar los recursos

En tercer lugar, hay que ajustar los recursos, enfocándolos a las nuevas iniciativas que realmente agregan valor, bien sean nuevos canales, productos, servicios. En este sentido debemos optar por soluciones de TI que permitan que el papel del departamento de TI se complemente con los usuarios, y con los llamados “citizen developers” este tema ya lo tratamos en el artículo sobre Cuál es el papel del departamento de TI.

Revisar el porfolio

Finalmente, deberán revisar el porfolio existente en la empresa para asegurarse de no tener infrautilizado ninguno de sus activos tecnológicos y que las diferentes tecnologías disponibles en su empresa permiten la vertebración de la misma, y su reutilización y aprovechamiento. Ya comentamos sobre este tema en el siguiente artículo: Soluciones empresariales componibles.