La vuelta a las aulas de forma segura gracias a la tecnología

Herramientas clave en tiempos de pandemia

Tras la llegada de la covid-19, la mayoría de los centros educativos suspendieron las clases presenciales y optaron por la modalidad online para continuar impartiendo sus clases. Pero, a medida que la pandemia avanzaba, la vuelta a los centros se convirtió en una necesidad y, al mismo tiempo, en un reto que garantizase la seguridad de alumnos, docentes y empleados.

Contar con procesos y protocolos fluidos y accesibles a todo el personal resulta esencial para lograr un mayor control del virus. Por ello, gran parte de las instituciones han apostado por la automatización de procesos Low-code, que permite crear aplicaciones de negocio de forma rápida y sin necesidad de un alto conocimiento en TI.

Aplicaciones tecnológicas para volver a los centros de forma segura

La tecnología ha jugado un papel esencial durante todo el tiempo en que las instituciones educativas impartían sus clases de forma online. Gracias a ella, los alumnos han podido continuar con su formación y ha logrado que la educación acelere su proceso de transformación digital, adaptándose a las necesidades actuales y asegurando la calidad de sus servicios.

En este contexto, es evidente que la tecnología continuará siendo clave en el regreso a los centros. El distanciamiento físico, las mamparas de separación entre mesas, las mascarillas y geles desinfectantes serán imprescindibles, pero la tecnología tiene la capacidad de llegar mucho más allá e, incluso, automatizar con visión de futuro algunas de las medidas de seguridad.

Para ello, es importante que las instituciones cuenten con sistemas externos que consigan que volver a las clases presenciales sea seguro para todos. Para ello, AuraQuantic propone dos soluciones que ayudarán a conseguir el objetivo:

1. Automatización de procesos

Ante el elevado número de visitas que recibe al día un centro educativo, ya sea un colegio, instituto, universidad, etc., es imprescindible controlar las entradas y salidas de forma segura y eficaz. Con la llegada de la covid-19 resulta muy complicado controlar los registros de forma manual.

Con plataformas de aplicaciones Low-code como AuraQuantic, se pueden agregar procedimientos automatizados mediante los cuales se registran datos relevantes de cada una de las personas que ingresan en las instituciones. De esta forma, se asegura el cumplimiento de todas las medidas de seguridad y prevención al entrar y salir de los centros y, en caso de producirse alguna incidencia, se notifica a todas las personas que podrían haberse infectado y a las autoridades pertinentes.

El procedimiento se inicia rellenando un formulario en el que se solicita la visita al centro. Una vez aprobada, se notifica al solicitante, a las personas y departamentos involucrados en la visita y, al mismo tiempo, se genera un informe para que el personal de seguridad pueda validar a los visitantes.

Los visitantes reciben un correo electrónico automático en el que se especifican las medidas de seguridad y prevención que deben adoptar al realizar la visita, así como la información de acceso a las instalaciones. Gracias a esta herramienta, se llevan a cabo los protocolos recomendados y se rastrea al virus para, en caso de aparecer algún positivo en covid-19, se puedan tomar las medidas necesarias.

2. Identificación y registro con códigos QR

Los códigos QR, es decir, códigos de barras bidimensionales que pueden almacenar datos; también son una excelente opción para garantizar la seguridad de alumnos, docentes y personal ante la covid-19.

Esta metodología consiste en la implantación de un sistema que permite que cualquier centro educativo genere su propio código QR. De esta forma, toda persona que acceda a las instalaciones podrá escanearlo y le facilitará una serie de datos de contacto al centro, con el único objetivo de poder ser informado en caso de haber coincidido con otra persona positiva en coronavirus dentro de las instalaciones.

Gracias a la plataforma AuraQuantic, la creación, puesta en marcha y seguimiento de este tipo de procesos es sencillo, rápido, agiliza el trabajo a los empleados encargados de la seguridad del centro y, lo que es más importante, vela por la salud de todos los visitantes.

En resumen, la transformación digital ha ido incorporándose poco a poco en todos los ámbitos de nuestra vida, pero con especial atención en el ámbito educativo desde estos últimos meses. La introducción de nuevas tecnologías ha demostrado la importancia de la adaptación al cambio, por ello es importante que las instituciones educativas sigan en la misma línea y apuesten por herramientas que garanticen la seguridad de todos durante las clases presenciales.

Jessica Mauro
jessica.mauro@auraquantic.com