Qué es la gobernanza de datos y por qué debería incorporarla en su empresa

¿En qué consiste la gobernanza de datos?

La gobernanza de datos, o data governance, es imprescindible en el entorno empresarial actual, debido a las grandes cantidades de datos internos y externos que captan las organizaciones. Pero ¿qué entendemos por gobernanza de datos? Se trata del conjunto de procesos, funciones, políticas, normas y mediciones que garantizan el uso eficaz y eficiente de la información con el único fin de que las empresas alcancen sus objetivos.

La puesta en marcha de este tipo de estrategias empresariales logra maximizar el valor de los datos, reducir costes y gestionar mejor los posibles riesgos. Además, asegura la calidad y seguridad de la información y permite definir quién puede emprender acciones, sobre qué datos, en qué circunstancias y mediante qué métodos.

Los datos son un factor clave en cualquier entidad y la capacidad para procesarlos se ha vuelto fundamental. Es por ello que la gobernanza de datos está recogida en el artículo 24 del RGDP (Reglamento General de Protección de Datos).

“Es necesario utilizar tecnologías de protección de datos que también garanticen la seguridad, la privacidad y el anonimato”

GARTNER

Artículo 24 del RGDP (Reglamento General de Protección de Datos)

La Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales (LOPDGDD) establece los requisitos y obligaciones de las empresas sobre cómo proceder con la información personal, así como los derechos que asisten a usuarios y consumidores. Así mismo, el artículo 24 recoge las medidas técnicas y organizativas que deberá tener en cuenta el responsable de la información de una organización, con el objetivo de evitar posibles riesgos a las personas físicas.

Con el fin de garantizar la protección de los datos, los derechos y las libertades personales, la estrategia empresarial y las normas implantadas deberán ser revisadas cada cierto tiempo para asegurar que cumplen con la normativa vigente.

Ventajas de la gobernanza de datos

Una buena estrategia de gobernanza, sea del tipo que sea, requiere fijar unos objetivos claros y contemplar los cinco puntos clave: la identidad, la gestión de acceso, el cumplimiento de las normas de seguridad de datos y las regulaciones que rigen los sistemas. Así, si se pretende poner en marcha la gobernanza aplicada al citizien developer, estos serán mucho más ágiles y contribuirán a mejorar la eficiencia de la organización y la gestión de sus datos.

De esta forma, si una estrategia de gobernanza es adecuada y las empresas poseen información veraz, actualizada y confiable, provocará consecuencias positivas en todas las áreas de la organización, desde los procesos operativos, los intermedios y hasta en la toma de decisiones de sus proyectos. Entre las ventajas que le reportará, encontramos las siguientes:

1. Comprensión compartida de los datos y mejora de su gestión.

Aplicar la gobernanza de datos aporta una visión uniforme de la información, haciéndola accesible a todas las unidades de negocio capacitadas para su gestión. Además, se crean códigos de conducta y mejores prácticas para garantizar que su tratamiento es el adecuado.

2. Aumento de la calidad de la información.

Las estrategias de gobierno de datos garantizan la precisión, exhaustividad y coherencia de estos, asegurando que la información utilizada por la empresa será de calidad. 

3. Estructuración en mapas de datos.

Esta disciplina permite crear un repositorio común donde agrupar los datos y la relación entre ellos, dividida en jerarquías, relaciones y esquemas gráficos. Los mapas de datos permiten entender la ubicación de los datos correspondientes a entidades clave, aspecto imprescindible en su integración.

4. Visión 360 de clientes y otras empresas.

La gobernanza de datos establece un marco para que una entidad pueda acordar una “versión única de la verdad” para otras organizaciones empresariales y así alcanzar un nivel adecuado de coherencia entre las empresas y las actividades comerciales.

5. Cumplimiento normativo coherente.

La puesta en marcha de la gobernanza de datos es la opción ideal para garantizar el cumplimiento de la legislación relativa a la información, como la RGDP u otras normativas sectoriales, como son las normas de seguridad de datos para tarjetas de pago.

Así mismo, la gobernanza de datos permite a las empresas tener un mayor alcance de la información, tomar decisiones bien fundamentadas de forma ágil, emprender proyectos con mayor confianza y analizar los deseos y comportamientos del consumidor. De esta forma, se comprueba que aplicar el gobierno de los datos en una empresa es fundamental, no solo por el cumplimiento de la ley sino también por los beneficios que genera convertir los datos en información de valor.

“La privacidad de los datos se ha convertido en una cuestión fundamental en los últimos años y cada vez son más las regulaciones que se añaden para forzar a las organizaciones a poner el foco en esta cuestión”

GARTNER

Herramientas de gobernanza de datos

Con el objetivo de que la gobernanza de datos se convierta en una estrategia realmente potencial y competitiva, es importante que la organización utilice herramientas adecuadas capaces de gestionar un gran volumen de datos. Para ello es fundamental que previamente se realice una comparación entre aquellas que mejor se adapten a las necesidades de la empresa.  

Obtener las ventajas comerciales previstas en la estrategia de gobernanza es sencillo si se utilizan herramientas que cumplen con las siguientes funciones:

  • Capturar y analizar los datos automáticamente.
  • Validar, revisar y actualizar los datos de forma periódica para garantizar la calidad de la información.
  • Documentar los datos para poder incrementar su relevancia, facilitar la búsqueda, accesibilidad y cumplimiento jurídico.

La gobernanza de datos no es una opción para las empresas. En la actualidad, con el avance de las tecnologías y la transformación digital la cantidad de datos almacenados y su valor empresarial es tan grande que la puesta en marcha de este tipo de estrategias es de carácter obligatorio. Las organizaciones deben garantizar la calidad de la información, la seguridad de los datos de los usuarios y el cumplimiento de la normativa legal.

Jessica Mauro
jessica.mauro@auraquantic.com