Soluciones Empresariales Componibles

En un ambiente donde los negocios requieren múltiples cambios para mantener las ventajas, o para no quedar definitivamente fuera de juego, las organizaciones necesitan ser capaces de adaptarse dinámicamente sin dejar de proponer innovaciones que se puedan adoptar de manera ágil. Es en este escenario donde toman relevancia las soluciones empresariales componibles.

Qué son las soluciones empresariales componibles

Desde el punto de vista de la arquitectura de TI, una solución empresarial componible se basaría en el uso de las API (application programming interface) para proporcionar soluciones de valor al negocio.

Desde un punto de vista menos técnico, de lo que se trataría es de componer soluciones completas, basadas en diferentes elementos tecnológicos, que se conectarían entre ellos, y nos proporcionarían aplicaciones para resolver nuestros problemas de inicio a fin.

Un ejemplo del uso de soluciones componibles puede ser la automatización inteligente. En estos casos se utiliza, habitualmente, BPM en combinación con IA y RPA para conseguir solucionar diferentes problemáticas en una empresa. Pero no es el único ejemplo que podemos aportar. En casos como Balfegó, que han conseguido una disminución de los errores humanos de un 77%; Toyota, que garantiza el cumplimiento normativo en un 98%; ElPozo, que ha mejorado la comunicación interna en un 97%; Empresas Públicas de Medellín, que ha reducido la gestión de los viajes nacionales en un 80%; ChevyPlan, que ha reducido los errores en la generación de documentación en un 85%; y otros; las soluciones aportadas incluyeron siempre la composición de diferentes aplicaciones tecnológicas como, ERP, RPA, BPM, LCAP y otras.

Por qué son importantes las soluciones empresariales componibles

Comentábamos en un artículo anterior que “no sobreviven los más fuertes, o los más listos, sino aquellos que saben adaptarse mejor a los cambios” Para ser capaces de hacer esto, las organizaciones tienen que ser capaces de adoptar una arquitectura de TI que les permita generar aplicaciones de manera rápida. Para poder crear esas aplicaciones, es necesario entender bien los elementos reutilizables de sus actuales soluciones, y aquellos elementos nuevos que hay que incorporar.

Las empresas buscan soluciones a problemas concretos, y la búsqueda de estas soluciones debe tener en cuenta los elementos de los que ya se dispone en la empresa, y la adquisición de otros elementos tecnológicos que, en la medida de lo posible, nos permitan poder ser utilizados para proporcionar otras soluciones. Es esta lógica la que define las soluciones componibles.

Francisco Sánchez
francisco.sanchez@auraportal.com